Port Huron Hospital – a leader in healing, your partner in health.

Cirugía de derivación femoropoplítea

(Bypass (derivación) femoropoplíteo-abierto, PTA, Angioplastia con balón)

Descripción general del procedimiento

¿Qué son la cirugía de bypass (derivación) femoral poplítea y la angioplastia transluminal percutánea de las arterias femorales?

La cirugía de derivación femoral poplítea (también llamada femoropoplítea) es un procedimiento quirúrgico que puede usarse para tratar la enfermedad de la arteria femoral. Un procedimiento más reciente y mínimamente invasivo es la angioplastia transluminal percutánea (PTA) de las arterias femorales.

Las arterias femoral y poplítea están ubicadas en las piernas. Su función es proveer sangre rica en oxígeno y nutrientes a las piernas. Las arterias femoral y poplítea se llaman arterias periféricas debido a su ubicación alejada del centro del cuerpo. La enfermedad de las arterias de los miembros (particularmente de las piernas y pies) se llama enfermedad arterial periférica (PAD, por sus siglas en inglés).

Ilustración del aparato circulatorio de las piernas
Haga clic en la imagen para agrandar

¿Qué es la enfermedad arterial periférica?

La enfermedad arterial periférica (PAD) generalmente está asociada con la obstrucción de las arterias de las piernas. La obstrucción frecuentemente es resultado de una acumulación crónica de material graso duro (aterosclerosis o endurecimiento de las arterias) en el revestimiento interno de la pared arterial de las piernas. Esto finalmente produce un estrechamiento y bloqueo del flujo sanguíneo que transporta oxígeno y nutrientes al miembro. Las arterias femoral y poplítea son el principal suministro de sangre arterial de las extremidades inferiores y son un lugar común donde se desarrolla la aterosclerosis.

La presencia de aterosclerosis en las arterias de las piernas es un fuerte indicador de esta misma enfermedad en las arterias del corazón y del cerebro, porque la aterosclerosis es una enfermedad generalizada de las arterias. La aterosclerosis de las arterias de las piernas puede causar un bloqueo, lo que obstruye el flujo sanguíneo y podría provocar dolor en la(s) pierna(s), úlceras o heridas que no cicatrizan y la necesidad de amputación (extirpación quirúrgica) del pie o la pierna. Por lo tanto, la enfermedad arterial periférica tiene dos complicaciones importantes asociadas con su presencia: complicaciones de los miembros (heridas que no cicatrizan, úlceras, gangrena, pérdida de un miembro) y el riesgo de accidente cerebrovascular y/o ataque al corazón.

La enfermedad arterial periférica causada por aterosclerosis puede presentarse con o sin síntomas. La presencia de síntomas puede depender del grado de disminución del flujo sanguíneo en los músculos de la pierna. Los síntomas pueden ser de leves a moderados a graves.

Ilustración de la oclusión poplítea femoral
Haga clic en la imagen para agrandar

El síntoma más común de la enfermedad de la arteria periférica se llama claudicación intermitente. El término claudicación hace referencia a la renguera producida por el dolor en el muslo, la pantorrilla y los glúteos que se siente al caminar. El dolor o molestia de la claudicación se siente cuando se camina o se hace ejercicio y se alivia con el reposo. Caminar o ejercitarse aumenta la demanda de oxígeno y nutrientes necesarios para que los músculos de la pierna funcionen. Una disminución del flujo sanguíneo en la arteria de la(s) pierna(s) afectada(s) debido a un estrechamiento u oclusión (obstrucción) disminuye la cantidad de oxígeno y nutrientes que reciben los músculos y puede provocar dolor. Este síntoma es reproducible (el m ismo ejercicio, al mismo ritmo y la misma distancia, volverá a producir el mismo síntoma), lo cual es útil para diagnosticar la afección.

Al igual que el dolor de pecho o la angina de pecho pueden indicar un ataque cardíaco, la claudicación intermitente puede considerarse como la "angina de las piernas" y puede indicar falta de flujo sanguíneo en las piernas. Otros síntomas de un enfermedad arterial periférica pueden incluir, entre otros, los siguientes:

  • Pies fríos/calientes al tacto

  • Dolor en las piernas mientras está acostado horizontalmente que se alivia en posición sentado

  • Pérdida del pulso en las piernas o pies

  • Color pálido cuando se levantan las piernas

  • Rubor en posición declive (enrojecimiento cuando las piernas están colgando hacia abajo)

  • Piel brillante

  • Pérdida de vello en los pies

  • Engrosamiento de las uñas de los dedos del pie (puede tener infecciones micóticas)

  • Herida o úlcera que no cicatriza

  • Gangrena

  • Pérdida de músculo o tejido adiposo

El síntoma más grave de enfermedad arterial periférica causado por la aterosclerosis se llama isquemia crítica del miembro (falta de oxígeno en el miembro/pierna en reposo). La isquemia crítica del miembro (CLI, por sus siglas en inglés) se define como dolor en la(s) pierna(s) en reposo, o "dolor en reposo". La isquemia crítica del miembro también está asociada con la degradación de los tejidos (músculo/piel) en forma de úlceras o gangrena del miembro, que puede ocurrir debido a que el flujo sanguíneo en los miembros disminuye tanto que no satisface las necesidades básicas de oxígeno y nutrientes del miembro. La isquemia crítica del miembro también puede incluir algunos o todos los síntomas de la enfermedad arterial periférica.

Debido a que la enfermedad arterial periférica está asociada con otras dos afecciones ateroscleróticas importantes, la enfermedad de las arterias coronarias (enfermedad del corazón) y la enfermedad cerebrovascular (accidente cerebrovascular), el tratamiento puede variar desde el control de los factores de riesgo a procedimientos quirúrgicos. Los mismos factores de riesgo que pueden contribuir a un ataque al corazón o accidente cerebrovascular son los mismos para la enfermedad arterial periférica. Estos incluyen, entre otros, los siguientes:

  • El fumar (tabaco)

  • Diabetes

  • Hipertensión (presión arterial alta)

  • Hiperlipidemia (colesterol elevado en la sangre)

  • Antecedentes de aterosclerosis en la familia

Tratamiento quirúrgico de enfermedad arterial periférica de las arterias femorales

Existen dos procedimientos que se utilizan para tratar la enfermedad arterial periférica de las arterias femorales. El procedimiento quirúrgico estándar es cirugía de derivación femoropoplítea (bypass fem-pop), y la intervención endovascular mínimamente invasiva y más reciente se llama angioplastia transluminal percutánea (PTA) de la arteria femoral.

  • Derivación femoropoplítea. La derivación femoropoplítea es la apertura quirúrgica de la parte superior de la pierna con el fin de visualizar en forma directa la arteria femoral. Se realiza para hacer una derivación de la parte de la arteria que está obstruida con parte de otro vaso sanguíneo. Los vasos sanguíneos o injertos de venas que se usan para el procedimiento de derivación pueden ser partes de una vena de las piernas. Se sujeta un extremo del injerto de vena por arriba de la obstrucción y el otro extremo por debajo, desviando el flujo sanguíneo alrededor de la obstrucción a través del nuevo injerto para que la sangre llegue al músculo. En algunas situaciones, puede usarse un injerto protésico (hecho de material artificial) para la derivación, en lugar de un injerto de vena.

  • angioplastia transluminal percutánea (PTA) de las arterias femorales. La angioplastia transluminal percutánea es un procedimiento mínimamente invasivo (no requiere una gran incisión) que se usa para abrir la arteria femoral con un bloqueo o estrechamiento y restituir el flujo sanguíneo arterial a la parte inferior de la pierna sin cirugía vascular abierta. Se coloca un catéter especial (un tubo hueco y largo) en la arteria femoral. Este catéter tiene un pequeño balón en el extremo. El balón se infla una vez que el catéter esté colocado en la zona de estrechamiento de la arteria. Al inflarse el balón, se comprime el tejido graso de la arteria y se forma una abertura más grande dentro de la arteria para mejorar el flujo sanguíneo. Puede colocarse una endoprótesis (stent) (un pequeño dispositivo metálico en forma de espiral que se expande) en el área recién abierta de la arteria para ayudar a impedir que la arteria se estreche o cierre nuevamente.

Razones para realizar el procedimiento

Las razones por las cuales puede realizarse una cirugía de derivación femoropoplítea o angioplastia transluminal percutánea en la arteria femoral incluyen, entre otras, las siguientes:

  • Tratamiento médico que no ha mejorado los síntomas o, empeoramiento de los síntomas a pesar del tratamiento médico

  • Discapacidad grave (claudicación intermitente que causa interferencia con el estilo de vida y/o la capacidad de trabajar)

  • Heridas que no cicatrizan

  • Infección o gangrena

  • Dolor isquémico en reposo (falta de oxígeno y nutrientes en la pierna que provocan dolor en reposo)

  • Peligro de perder el miembro debido a una disminución del flujo sanguíneo

No todas las enfermedades arteriales periféricas pueden tratarse con angioplastia transluminal percutánea. Su médico determinará el mejor tratamiento de la enfermedad arterial periférica basándose en sus circunstancias personales.

Su médico también puede recomendarle una cirugía de derivación femoropoplítea o angioplastia transluminal percutánea por otros motivos.

Riesgos del procedimiento

Al igual que con cualquier procedimiento quirúrgico, pueden surgir complicaciones. Algunas complicaciones posibles pueden incluir, entre otras, las siguientes:

  • Infarto de miocardio (ataque cardíaco)

  • Arritmias cardíacas (latidos del corazón irregulares)

  • Hemorragia (sangrado)

  • Infección de la herida

  • Edema de la pierna (hinchazón de la pierna)

  • Trombosis (coágulo en la pierna)

  • Edema pulmonar (líquido en los pulmones)

  • Sangrado en la zona de inserción del catéter (generalmente la ingle) después del procedimiento de angioplastia transluminal percutánea

  • Coágulo de sangre o vaso sanguíneo dañado en el lugar de la inserción (angioplastia transluminal percutánea)

  • Reestenosis (obstrucción de los vasos sanguíneos después del procedimiento de angioplastia transluminal percutánea)

  • Lesión de un nervio

  • Oclusión del injerto (bloqueo del injerto que se usó en la cirugía de derivación)

Los pacientes con alergia o sensibilidad a medicamentos, colorantes de contraste, yodo, mariscos, o al látex deben avisarle al médico.

Es posible que existan otros riesgos dependiendo de su estado de salud específico. Recuerde consultar todas sus dudas con su médico antes del procedimiento.

Antes del procedimiento

  • Su médico le explicará el procedimiento y le ofrecerá la oportunidad de formular las preguntas que tenga al respecto.

  • Se le pedirá que firme un formulario de consentimiento mediante el que autoriza la realización del procedimiento. Lea el formulario atentamente, y pregunte si hay algo que no le resulta claro.

  • Además de una historia clínica completa, su médico puede necesitar realizar un examen físico para asegurarse de que usted se encuentra en buen estado de salud antes de someterse al procedimiento. Es posible que también le realicen análisis de sangre y otras pruebas de diagnóstico.

  • Su médico puede recomendarle tomar una aspirina antes del procedimiento.

  • Se le pedirá que ayune ocho horas antes del procedimiento, generalmente, después de la medianoche.

  • Si está embarazada o sospecha estarlo, debe informárselo a su médico.

  • Infórmele al médico si tiene sensibilidad o alergia a algún medicamento, látex, yodo, cinta adhesiva, colorantes de contraste y agentes anestésicos (locales o generales).

  • Infórmele al médico sobre todos los medicamentos (con receta y de venta libre) y suplementos de hierbas que esté tomando.

  • Avísele al médico si tiene antecedentes de trastornos hemorrágicos o si está tomando medicamentos anticoagulantes (diluyentes sanguíneos), aspirina u otros medicamentos que afecten la coagulación de la sangre. Quizás sea necesario que deje de tomar estos medicamentos antes del procedimiento.

  • Si fuma, debe dejar de hacerlo lo más pronto posible antes del procedimiento, para mejorar sus posibilidades de tener una recuperación exitosa tras la cirugía y para mejorar su estado de salud general.

  • Tal vez le administren un sedante antes del procedimiento para ayudar a que se relaje.

  • Si tiene un marcapasos, infórmeselo a su médico.

  • En función de su estado clínico, el médico puede solicitar otra preparación específica.

Durante el procedimiento

La cirugía de derivación femoropoplítea y la angioplastia transluminal percutánea de la arteria femoral requieren que permanezca en el hospital. Los procedimientos pueden variar en función de su estado y de las prácticas de su médico.

Ilustración de la derivación femoropoplítea
Haga clic en la imagen para agrandar

Cirugía de derivación femoropoplítea

En general, la derivación femoropoplítea sigue este proceso:

  1. Se le pedirá que se quite las joyas u otros objetos que puedan interferir con el procedimiento.

  2. Se le pedirá que se quite la ropa y se le entregará una bata para que se la ponga.

  3. Se le colocará una vía intravenosa (IV) en el brazo o la mano. Se le pueden introducir catéteres adicionales en el cuello y la muñeca para controlar el estado de la presión cardíaca y arterial, y para obtener muestras de sangre. Los lugares alternativos para los catéteres adicionales incluyen el área subclavia (bajo la clavícula).

  4. Se acostará boca arriba en la mesa de operaciones.

  5. Si hay mucho vello en el sitio de la cirugía, puede ser recortado. 

  6. El anestesiólogo controlará continuamente la frecuencia cardíaca, la presión arterial, la respiración y la concentración de oxígeno en la sangre durante la cirugía. Estará conectado a un monitor de electrocardiograma (ECG) que registra la actividad eléctrica del corazón y lo controla durante el procedimiento a través de unos pequeños electrodos adhesivos.

  7. La derivación femoropoplítea puede realizarse con anestesia local. No sentirá la zona que se está operando. Le administrarán un sedante a través de la vía IV antes de empezar el procedimiento, para ayudar a que se relaje. Sin embargo, probablemente permanezca despierto, aunque adormecido, durante el procedimiento.

  8. Bajo anestesia local, recibirá oxígeno a través de una cánula nasal, una sonda que se ajusta a la nariz.

  9. También puede realizarse la derivación femoropoplítea con anestesia general (estará dormido). Una vez que haya sido sedado, se le introducirá un tubo respiratorio a través de la garganta hasta los pulmones y se lo conectará a un respirador, que respirará por usted durante la cirugía.

  10. Se le insertará una sonda en la vejiga para drenar la orina.

  11. Se le administrará una dosis de antibióticos a través de la vía IV para ayudar a prevenir infecciones.

  12. Se limpiará la piel con una solución antiséptica, en la zona donde se realizará la cirugía.

  13. El médico realizará una incisión (corte) en la pierna. El lugar de la incisión dependerá de la parte de las arterias en las que debe realizarse la derivación. El médico determinará si usará un injerto protésico (artificial) o una vena de la pierna para hacer la derivación de la arteria enferma.

  14. Una vez que el médico ha unido el injerto a la arteria enferma, puede realizarse un arteriograma para confirmar el restablecimiento del flujo sanguíneo en la pierna a través del nuevo injerto de derivación.

  15. Es posible que reciba medicación para la presión arterial a través de la vía IV durante y después del procedimiento para mantener la presión arterial dentro de ciertos valores.

  16. Se hará una sutura para cerrar la incisión. Se aplicará una venda o un vendaje estéril.

Ilustración del procedimiento endovascular femoropoplíteo
Haga clic en la imagen para agrandar

Angioplastia transluminal percutánea (PTA) de la arteria femoral

En general, un procedimiento de angioplastia transluminal percutánea de la arteria femoral sigue este proceso:

  1. Se le pedirá que se quite las joyas u otros objetos que puedan interferir con el procedimiento.

  2. Se le pedirá que se quite la ropa y se le entregará una bata para que se la ponga.

  3. Se le pedirá que vacíe la vejiga antes del procedimiento.

  4. Se colocará una vía intravenosa (IV) en la mano o en el brazo antes del procedimiento para inyectarle medicamentos o administrarle líquidos por vía intravenosa si los necesita.

  5. Se lo acostará boca arriba en la mesa de procedimientos.

  6. Si hay mucho vello en el sitio de la cirugía, puede ser recortado.

  7. Estará conectado a un monitor de electrocardiograma (ECG) que registra la actividad eléctrica del corazón y lo controla durante el procedimiento a través de unos pequeños electrodos adhesivos. Durante el procedimiento se controlarán las constantes vitales (frecuencia cardíaca, presión arterial, frecuencia respiratoria y nivel de oxigenación).

  8. Le administrarán un sedante a través de la vía IV antes de empezar el procedimiento, para ayudar a que se relaje. Sin embargo, probablemente permanezca despierto, aunque adormecido, durante el procedimiento.

  9. Se controlarán y marcarán sus pulsos debajo de la inserción para verificar la circulación del miembro debajo del lugar después del procedimiento.

  10. Se inyectará un anestésico local en la piel, en el lugar de la inserción. Puede sentir picazón en el lugar por unos segundos después que se le inyecte el anestésico local.

  11. Una vez que el anestésico local haya hecho efecto, se insertará una vaina, o introductor, en el vaso sanguíneo. La vaina es un tubo de plástico a través del cual se insertará el catéter en la arteria femoral.

  12. Se insertará un catéter/alambre guía especial en la arteria femoral y se lo hará avanzar hacia el lugar de la obstrucción.

  13. Puede confirmarse la posición adecuada del catéter inyectando una pequeña cantidad de colorante de contraste en la arteria, que luego puede verse en un monitor como un televisor.

  14. El médico insertará un catéter de angioplastia y lo hará avanzar hacia la ubicación de la obstrucción. Para abrir la arteria se inflará un balón en el extremo del catéter.

  15. El médico inflará y desinflará el balón varias veces para abrir la arteria. En algunos casos, puede colocarse una endoprótesis (stent) (un pequeño dispositivo metálico en forma de espiral que se expande) en el área recién abierta de la arteria para ayudar a impedir que la arteria se estreche o cierre nuevamente.

  16. Una vez que se determine que la arteria está suficientemente abierta, se quitará el catéter de angioplastia.

  17. El lugar de la inserción puede cerrarse con un dispositivo de cierre que emplea colágeno para cerrar la abertura de la arteria o con suturas. El médico determinará el método adecuado según su afección.

  18. Se aplicará un vendaje/venda estéril.

Después del procedimiento

En el hospital: derivación femoropoplítea

Después del procedimiento, lo trasladarán a la sala de recuperación donde permanecerá en observación. Una vez que la presión arterial, el pulso y la respiración estén estables y que usted esté alerta, pueden llevarlo a la unidad de cuidados intensivos (UCI) o a su habitación en el hospital.

Se verificarán con frecuencia sus pulsos por debajo de la zona quirúrgica para ayudar a controlar el flujo sanguíneo del miembro. También se vigilará el color (pálido o rosado), sensación de calor (sensación de frío), sensaciones de dolor y movimiento de la pierna.

La incisión quirúrgica puede estar sensible o dolorida durante varios días después del procedimiento. Tome un analgésico para el dolor, de acuerdo con las recomendaciones del médico.

Es posible que le administren medicamentos intravenosos especiales para ayudar a la presión arterial y al corazón, y para controlar cualquier problema de sangrado. Cuando se estabilice, estos medicamentos se reducirán gradualmente o se interrumpirán, según lo permita su estado.

Su dieta se cambiará de alimentos líquidos a alimentos sólidos, a medida que los tolere.

Cuando el médico determine que está listo, será trasladado desde la UCI a una unidad de cuidados posquirúrgicos. Usted continuará recuperándose. Aumentará su actividad gradualmente a medida que se levanta de la cama y camina durante períodos más prolongados.

Se concertará una consulta de seguimiento con su médico.

En el hospital: angioplastia transluminal percutánea de arteria femoral

Después del procedimiento, lo trasladarán a la sala de recuperación donde permanecerá en observación. Una vez que la presión arterial, el pulso y la respiración estén estables y que usted esté alerta, pueden llevarlo a la unidad de cuidados intensivos (UCI) o a su habitación en el hospital.

Deberá informar de inmediato a la enfermera si siente dolor u opresión en el pecho, o cualquier otro dolor, y también cualquier sensación de calor, sangrado o dolor en el lugar de la inserción en la pierna o el brazo.

La enfermera le ayudará la primera vez que se levante. Debe moverse lentamente al levantarse de la cama para evitar marearse debido al período prolongado de reposo en la cama.

Se le pueden administrar medicamentos para el dolor o las molestias relacionadas con el lugar de la inserción o por tener que estar acostado y sin moverse durante un período prolongado.

Su dieta se cambiará de alimentos líquidos a alimentos sólidos, a medida que los tolere.

Su permanencia en el hospital dependerá de su estado y de los resultados del procedimiento. Recibirá instrucciones detalladas sobre su alta médica y período de recuperación.

Se concertará una consulta de seguimiento con su médico.

En el hogar: derivación femoropoplítea

Una vez que esté en su hogar, será importante que mantenga la zona de la cirugía limpia y seca. El médico le dará indicaciones precisas acerca de cómo bañarse.

Posiblemente se le aconseje que no realice ninguna actividad agotadora. El médico le indicará cuándo puede volver al trabajo y reanudar las actividades normales.

Es posible que su médico le indique que continúe con los medicamentos específicos, como aspirina o clopidogrel (Plavix®), después del procedimiento.

Su médico puede realizarle exámenes de ultrasonido de la pierna después de la cirugía para controlar el nuevo injerto.

Avise al médico ante cualquiera de los siguientes cuadros:

  • Fiebre y/o escalofríos

  • Aumento del dolor, enrojecimiento, hinchazón, sangrado u otra secreción en la incisión de la pierna

  • Sensación de frío, entumecimiento y/u hormigueo, u otros cambios en la extremidad afectada

  • Dolor/presión en el pecho, náuseas y/o vómitos, sudoración abundante, mareos y/o desmayos

Es posible que el médico le brinde instrucciones adicionales o alternativas después del procedimiento, en función de su situación específica.

En el hogar: angioplastia transluminal percutánea de arteria femoral

Una vez en su casa, debe observar el lugar de la inserción para detectar sangrado, dolor inusual, hinchazón o cualquier cambio anormal de color o de temperatura en el lugar de la inserción o cerca de éste. Es normal tener un pequeño hematoma. Si observa una cantidad de sangre constante o abundante en el lugar, que no puede contener con una venda pequeña, notifique a su médico.

Si el médico usó un dispositivo de cierre en el lugar de la inserción, le darán información específica acerca del tipo de dispositivo de cierre que se usó y cómo debe cuidar el lugar de la inserción. Tendrá un pequeño nudo o bulto bajo la piel, en el lugar de la inserción. Es normal que esto ocurra. El nudo desaparecerá gradualmente en pocas semanas.

Será importante que mantenga el lugar de la inserción limpio y seco. El médico le dará indicaciones precisas acerca de cómo bañarse.

Posiblemente se le aconseje que no realice ninguna actividad agotadora. El médico le indicará cuándo puede volver al trabajo y reanudar las actividades normales.

Avise al médico ante cualquiera de los siguientes cuadros:

  • Fiebre y/o escalofríos

  • Aumento del dolor, enrojecimiento, hinchazón, sangrado u otra secreción del lugar de la inserción

  • Sensación de frío, entumecimiento y/u hormigueo, u otros cambios en la extremidad afectada

  • Dolor/presión en el pecho, náuseas y/o vómitos, sudoración abundante, mareos y/o desmayos

Es posible que el médico le brinde instrucciones adicionales o alternativas después del procedimiento, en función de su situación específica.

Los Recursos en la Red

El contenido proveído aquí tiene un propósito informativo únicamente, y no está diseñado para diagnosticar o tratar un problema de salud o una enfermedad ni reemplazar el consejo médico que usted reciba de su médico. Por favor, consulte a su médico para aclarar cualquier pregunta o preocupación que usted pueda tener acerca del trastorno que padece.

Esta página contiene enlaces a otros sitios Web con información sobre este procedimiento y condiciones de salud relacionadas. Esperamos que estos sitios le sean útiles, pero recuerde que nosotros no controlamos ni avalamos la información presentada en ellos, así como ellos tampoco avalan la información presentada en nuestro sitio.

American Heart Association (Asociación Americana del Corazón)

American Stroke Association (Asociación Americana para la Embolia Cerebral)

National Cholesterol Education Program (Programa Nacional para la Educación sobre el Colesterol)

National Heart, Lung, and Blood Institute (NHLBI) (Instituto Nacional del Corazón, Pulmón y la Sangre)

National Institutes of Health (NIH) (Institutos Nacionales de la Salud)

National Library of Medicine (Biblioteca Nacional de Medicina)

National Stroke Association (Asociación Nacional de la Embolia Cerebral)

Society for Vascular Surgery - VascularWeb (Sociedad de Cirugía Vascular - VascularWeb)

Vascular Disease Foundation (Fundación de Enfermedades Vascular )