Port Huron Hospital – a leader in healing, your partner in health.

Biopsia de hígado

(Biopsia de hígado, Biopsia de hígado percutánea)

Descripción general del procedimiento

¿Qué es una biopsia de hígado?

La biopsia de hígado es un procedimiento en el que se toman muestras de tejido del hígado para examinarlas con un microscopio. Se la utiliza para diagnosticar diversas enfermedades del hígado. Durante una biopsia de hígado, se extraen muestras de tejidos con una aguja especial para determinar la presencia de cáncer o de otras células anormales, o para evaluar el funcionamiento del hígado.

Existen dos tipos de biopsia de hígado.

  • Biopsia por punción. Después de administrar un anestésico local, el médico introduce la aguja especial para biopsia en el hígado para obtener una muestra. Puede utilizarse ultrasonografía o una fluoroscopia (un tipo de "película" de radiografías) para guiar la inserción de la aguja de la biopsia. La mayoría de las biopsias de hígado se realizan con esta técnica.

  • Biopsia abierta. Después de administrar anestesia general, el médico realiza una incisión en la piel y extirpa quirúrgicamente una porción del hígado. Según los resultados del laboratorio, puede efectuarse otra cirugía.

  • Biopsia transvenosa. Después de administrar anestésico local, el médico realiza una incisión adentro de una vena en un lado del cuello y se inserta un tubo especial llamado vaina a través de la vena hasta el hígado.

Si el médico desea tomar una muestra de una zona específica del hígado, la biopsia puede realizarse en el departamento de radiología, guiada por ultrasonido (ondas sonoras de alta frecuencia), resonancia magnética nuclear (RMN, una combinación de imanes grandes, radiofrecuencias y una computadora) o tomografía computarizada (TC, una combinación de tecnologías de rayos X y computadoras).

Otros procedimientos relacionados que pueden usarse para diagnosticar problemas del hígado incluyen: radiografías abdominales, TC del hígado, ecografía del hígado y ultrasonido abdominal. Consulte estos procedimientos para obtener información adicional.

Anatomía del hígado

Ilustración de la anatomía del sistema biliar
Click Image to Enlarge

El hígado es el órgano más grande del cuerpo. Está situado en la parte superior derecha del abdomen, debajo del diafragma y por encima del estómago, el riñón derecho y los intestinos. Es un órgano de forma cónica, de color marrón rojizo oscuro.

El hígado contiene permanentemente alrededor de una pinta (1/2 litro, o 13 por ciento) de la sangre total del cuerpo. Consta de dos lóbulos principales, y cada uno de estos está formado por miles de lobulillos. Estos lobulillos se conectan con pequeños conductos que, a su vez, están conectados a conductos más grandes que finalmente forman el conducto hepático. El conducto hepático transporta la bilis (líquido que ayuda a descomponer las grasas y elimina los desechos del cuerpo) producida por las células del hígado a la vesícula biliar y el duodeno (la primera porción del intestino delgado).

El hígado lleva a cabo muchas funciones importantes, como:

  • Formar la bilis, que es el líquido que ayuda en la descomposición de las grasas y elimina los desechos del cuerpo

  • Transformar los alimentos en energía

  • Depurar la sangre de drogas y otras sustancias tóxicas

  • Producir determinadas proteínas del plasma sanguíneo

  • Regular la coagulación sanguínea

  • Almacenar vitaminas y otros nutrientes

  • Combatir infecciones

Razones para realizar el procedimiento

La biopsia de hígado sirve para diagnosticar enfermedades del hígado que no pueden detectarse según los síntomas o mediante análisis de laboratorio. Puede realizarse cuando una persona presenta un aumento del tamaño del hígado, ictericia (color amarillento de la piel y los ojos debido a pigmentos biliares en la sangre) o cuando los resultados anormales en análisis de laboratorio indican una posible enfermedad del hígado.

La biopsia de hígado puede realizarse para diagnosticar:

  • hepatitis: inflamación del hígado que a veces causa un daño permanente, causada por virus, parásitos o consumo de drogas o alcohol.

  • enfermedad del hígado inducida por alcohol

  • tumor de hígado: masa o bulto anormal de tejido. Los tumores pueden ser benignos (no cancerosos) o malignos (cancerosos).

  • hígado graso: acumulación de grasa en las células del hígado

  • fibrosis hepática: crecimiento de tejido cicatrizal como resultado de una infección, inflamación, lesión o incluso de la misma cicatrización.

Su médico también puede recomendarle una biopsia de hígado por otros motivos.

Riesgos del procedimiento

Al igual que con cualquier procedimiento quirúrgico, pueden surgir complicaciones. Algunas complicaciones posibles pueden incluir, entre otras, las siguientes:

  • moretones y molestias en la zona de la biopsia

  • sangrado prolongado en la zona de la biopsia, interno o externo

  • infección cerca de la zona de la biopsia

  • punción de órganos o estructuras adyacentes

Si la biopsia de hígado se realiza con la ayuda de tecnología de rayos X, se considera que la cantidad de radiación utilizada es mínima. Por lo tanto, el riesgo de exposición a la radiación es bajo.

La biopsia de hígado puede contraindicarse para personas con trastornos que afectan la coagulación sanguínea, ascitis grave (acumulación de líquidos en el abdomen) o infección del tracto biliar o en la zona del abdomen que rodea el hígado.

Es posible que existan otros riesgos dependiendo de su estado de salud específico. Recuerde consultar todas sus dudas con su médico antes del procedimiento.

Antes del procedimiento

  • Su médico le explicará el procedimiento y le ofrecerá la oportunidad de formular las preguntas que tenga al respecto.

  • Se le pedirá que firme un formulario de consentimiento mediante el cual autoriza la realización del procedimiento. Lea el formulario atentamente, y pregunte si hay algo que no le resulta claro.

  • Además de una historia clínica completa, el médico puede realizar una exploración física completa para asegurarse de que se encuentra en buen estado de salud antes de someterse al procedimiento. Es posible que le hagan análisis de sangre y otras pruebas de diagnóstico.

  • Infórmele al médico si tiene sensibilidad o alergia a algún medicamento, látex, cinta adhesiva y agentes anestésicos (locales y generales).

  • Infórmele al médico sobre todos los medicamentos (con receta y de venta libre) y suplementos de hierbas que esté tomando.

  • Avísele al médico si tiene antecedentes de trastornos hemorrágicos o si está tomando medicamentos anticoagulantes (diluyentes sanguíneos), aspirina u otros medicamentos que afecten la coagulación de la sangre. Quizás sea necesario que deje de tomar estos medicamentos antes del procedimiento.

  • Si está embarazada o sospecha estarlo, debe informárselo a su médico.

  • Es posible que se le pida que ayune antes del procedimiento, generalmente, después de la medianoche. El médico le dará instrucciones específicas.

  • Tal vez le administren un sedante antes del procedimiento para ayudar a que se relaje. Debido a que el sedante puede causar sueño, deberá prever que alguien lo lleve a su casa.

  • En función de su estado clínico, el médico puede solicitar otra preparación específica.

Durante el procedimiento

La biopsia de hígado puede realizarse de forma ambulatoria o como parte de su internación en un hospital. La biopsia de hígado puede realizarse en una sala de procedimientos, en una cama de hospital o en el departamento de radiología. Los procedimientos pueden variar en función de su estado y las prácticas de su médico.

Por lo general, la biopsia de hígado percutánea (a través de la piel) sigue este proceso:

  1. Se le pedirá que se quite la ropa y se le entregará una bata para que se la ponga.

  2. Se le pedirá que vacíe la vejiga antes de la biopsia.

  3. Se le podrá colocar una vía intravenosa (IV) en el brazo o la mano.

  4. Se lo colocará boca arriba con el brazo derecho sobre la cabeza o acostado sobre el lado izquierdo.

  5. El médico localizará el hígado ejerciendo presión sobre su abdomen y marcará el lugar donde se realizará la biopsia. Es posible que utilice ultrasonido, RMN o TC para localizar un lugar específico del hígado.

  6. Se limpiará la piel que se encuentra sobre el hígado con una solución antiséptica.

  7. Sentirá un pinchazo cuando se le inyecte el anestésico local. Esto podría causar una leve sensación punzante.

  8. Se le pedirá que inhale, exhale y que no vuelva a inhalar aire hasta que el médico haya insertado la aguja para la biopsia en el hígado. Contener la respiración mientras exhala impide que se muevan el pecho y el diafragma, lo cual puede interferir con la colocación de la aguja para la biopsia. Deberá permanecer acostado en silencio y sin moverse.

  9. Se le introducirá una aguja en el hígado a través de la piel muy rápidamente. Es frecuente sentir presión cuando se inserta la aguja en el hígado o experimentar molestias en el hombro debido a la irritación del nervio adyacente del diafragma.

  10. Se tomará una muestra de tejido del hígado.

  11. Es posible que le realicen más de una punción si el médico necesita más de una muestra de tejido. Si es así, se repetirá el mismo proceso de punción.

  12. Se retirará la aguja de biopsia y se aplicará una presión firme en el lugar hasta detener el sangrado.

  13. Se aplicará una venda o un vendaje estéril.

  14. Se enviará la muestra de tejido del hígado al laboratorio para su análisis.

Después del procedimiento

El proceso de recuperación variará en función del tipo de procedimiento que se realice y de las prácticas del médico. Si el procedimiento se realizó en una sala de procedimientos o en el departamento de radiología, pueden trasladarlo a la sala de recuperación donde permanecerá en observación. Una vez que la presión arterial, el pulso y la respiración estén estables y que usted esté alerta, pueden llevarlo a la habitación o le darán el alta para que regrese a su hogar.

Se le indicará que haga reposo recostado sobre el lado derecho con el fin de aplicar presión sobre la zona de la biopsia durante una o dos horas. Es posible que deba continuar el reposo en cama durante cuatro a 24 horas más, según su estado y las preferencias de su médico.

Es posible que le tomen una muestra de sangre algunas horas después del procedimiento para controlar una posible pérdida de sangre interna.

Si recibe el alta para regresar a su hogar unas horas después del procedimiento, se le puede indicar que continúe el reposo en cama durante un período específico una vez que esté en su hogar.

Mantenga el vendaje en su lugar durante el tiempo indicado (generalmente, hasta el día siguiente).

Se le indicará que evite realizar actividades físicas agotadoras (por ejemplo, levantar objetos pesados) durante varios días, una semana o más. Debe evitar toser con fuerza y hacer esfuerzo durante varias horas después del procedimiento.

La zona de la biopsia puede estar sensible o adolorida durante varios días después de la biopsia de hígado. Tome un analgésico para el dolor, de acuerdo con las recomendaciones del médico. La aspirina u otros medicamentos contra el dolor pueden aumentar las probabilidades de hemorragias. Asegúrese de tomar sólo los medicamentos que su médico le haya recomendado.

Avise al médico ante cualquiera de los siguientes cuadros:

  • fiebre y/o escalofríos

  • enrojecimiento, hinchazón, calor, sangrado u otra secreción de la zona de la biopsia

  • aumento del dolor alrededor del sitio de la biopsia o en otro lugar

  • falta de aliento o dificultad para respirar

Puede reanudar su dieta normal, a menos que el médico le indique lo contrario.

Es posible que el médico le brinde instrucciones adicionales o alternativas después del procedimiento, en función de su situación específica.

Los Recursos en la Red

El contenido proveído aquí tiene un propósito informativo únicamente, y no está diseñado para diagnosticar o tratar un problema de salud o una enfermedad ni reemplazar el consejo médico que usted reciba de su médico. Por favor, consulte a su médico para aclarar cualquier pregunta o preocupación que usted pueda tener acerca del trastorno que padece.

Esta página contiene enlaces a otros sitios Web con información sobre este procedimiento y condiciones de salud relacionadas. Esperamos que estos sitios le sean útiles, pero recuerde que nosotros no controlamos ni avalamos la información presentada en ellos, así como ellos tampoco avalan la información presentada en nuestro sitio.

American Cancer Society (Asociación Americana del Cáncer)

American Liver Foundation (Fundación Americano del Hígado)

American Medical Association (Asociación Médica Americana)

Hepatitis Foundation (Fundación de la Hepatitis)

National Cancer Institute - Cancer Topics (Instituto Nacional del Cáncer - Temas sobre el cáncer)

National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases (NIDDK) (Instituto Nacional de la Diabetes y de Las Enfermedades Digestivas y del Riñón)

National Institutes of Health (NIH) (Institutos Nacionales de la Salud)