Port Huron Hospital – a leader in healing, your partner in health.

Colecistectomía

(Extirpación de la vesícula biliar, Colecistectomía abierta, Colecistectomía laparoscópica)

Descripción general del procedimiento

¿Qué es la colecistectomía?

La colecistectomía es la extirpación quirúrgica de la vesícula biliar, un órgano ubicado justo debajo del hígado en el cuadrante superior derecho del abdomen. La vesícula biliar almacena y concentra bilis, una sustancia producida por el hígado que se utiliza para descomponer las grasas durante la digestión.

Tipos de colecistectomías:

Ilustración de la anatomía del sistema biliar
Click Image to Enlarge

La vesícula biliar puede extirparse de dos formas.

  • Método abierto: con este método, se practica una incisión de dos a tres pulgadas en el lado derecho superior del abdomen. El cirujano localiza la vesícula biliar y la extirpa a través de la incisión.

  • Método laparoscópico: este procedimiento utiliza muchas incisiones pequeñas y por lo menos tres laparoscopios (pequeños tubos delgados con cámaras de video) para visualizar el interior del abdomen durante la operación. El cirujano realiza la cirugía mirando un monitor de televisión. La vesícula biliar se extirpa a través de una de las incisiones.

La colecistectomía laparoscópica se considera menos invasiva y por lo general requiere un menor tiempo de recuperación que la colecistectomía abierta. En algunas ocasiones, se detecta enfermedad en la vesícula biliar por medio del examen laparoscópico o se pueden presentar otras complicaciones, por lo que el cirujano puede realizar una cirugía abierta para extirparla de manera segura.

Razones para realizar el procedimiento

La colecistectomía puede realizarse si la vesícula biliar contiene cálculos biliares (colelitiasis), está inflamada o infectada (colecistitis), o es cancerosa.

La inflamación o infección de la vesícula biliar puede provocar dolor que puede describirse de la siguiente manera:

  • generalmente está localizado en la parte superior derecha del abdomen

  • puede ser constante o puede intensificarse después de una comida pesada

  • por momentos, puede causar una sensación de pesadez más que dolor

  • puede experimentarse en la espalda y en la punta del omóplato derecho

Otros síntomas de inflamación o infección de la vesícula biliar son náuseas, vómitos, fiebre y escalofríos.

Los síntomas de problemas de la vesícula biliar pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Además, cada persona puede experimentar síntomas de una forma diferente. Consulte siempre a su médico para obtener un diagnóstico.

Su médico también puede recomendarle una colecistectomía por otros motivos.

Riesgos del procedimiento

Al igual que con cualquier procedimiento quirúrgico, pueden surgir complicaciones. Algunas complicaciones posibles de la colecistectomía pueden incluir, entre otras, las siguientes:

  • sangrado

  • infecciones

  • lesiones al conducto biliar (el tubo que transporta bilis de la vesícula biliar al intestino delgado)

Durante la colecistectomía laparoscópica, la inserción de los instrumentos en el abdomen puede dañar los intestinos y los vasos sanguíneos.

Si está embarazada o sospecha que puede estarlo, debe informárselo a su médico.

Es posible que existan otros riesgos, según su estado de salud específico. Recuerde consultar todas sus dudas con su médico antes del procedimiento.

Antes del procedimiento

  • Su médico le explicará el procedimiento y le ofrecerá la oportunidad de formular las preguntas que tenga al respecto.

  • Se le pedirá que firme un formulario de consentimiento mediante el cual autoriza la realización de el procedimiento. Lea el formulario atentamente y pregunte si hay algo que no le resulta claro.

  • Además de una historia clínica completa, su médico puede realizar una exploración física completa para asegurarse de que se encuentre en buen estado de salud antes de someterse al procedimiento. Es posible que le hagan análisis de sangre y otras pruebas de diagnóstico.

  • Se le pedirá que ayune ocho horas antes del procedimiento, generalmente, después de la medianoche.

  • Si está embarazada o sospecha estarlo, debe informárselo a su médico.

  • Infórmele al médico si tiene sensibilidad o alergia a algún medicamento, látex, cinta adhesiva y agentes anestésicos (locales y generales).

  • Infórmele al médico sobre todos los medicamentos (con receta y de venta libre) y suplementos de hierbas que esté tomando.

  • Avísele al médico si tiene antecedentes de trastornos hemorrágicos o si está tomando medicamentos anticoagulantes (diluyentes sanguíneos), aspirina u otros medicamentos que afecten la coagulación de la sangre. Quizás sea necesario que deje de tomar estos medicamentos antes del procedimiento.

  • Si el procedimiento se realiza de forma ambulatoria, deberá prever que alguien lo lleve a su casa después del procedimiento debido a la sedación que se administra antes y durante el procedimiento.

  • Es posible que le afeiten la zona donde se realizará la cirugía.

  • En función de su estado clínico, el médico puede solicitar otra preparación específica.

Durante el procedimiento

Ilustración de una colecistectomía laparoscópica
Click Image to Enlarge

La colecistectomía puede realizarse de forma ambulatoria o como parte de su internación en un hospital. Los procedimientos pueden variar en función de su estado y de las prácticas de su médico.

Por lo general, la colecistectomía se realiza mientras usted duerme bajo el efecto de la anestesia general.

Por lo general, la colecistectomía sigue este proceso:

  1. Se le pedirá que se quite las joyas u otros objetos que puedan interferir con el procedimiento.

  2. Se le pedirá que se quite la ropa y se le entregará una bata para que se la ponga.

  3. Se le colocará una vía intravenosa (IV) en el brazo o en la mano.

  4. Se lo acostará boca arriba en la mesa de operaciones.

  5. El anestesiólogo controlará continuamente la frecuencia cardíaca, la presión arterial, la respiración y la concentración de oxígeno en la sangre durante la cirugía.

  6. Se limpiará la piel con una solución antiséptica, en la zona donde se realizará la cirugía.

colecistectomía por método abierto:

  1. Se realizará una incisión (método abierto). La incisión puede hacerse en diagonal por debajo de las costillas en la parte derecha del abdomen o puede ser vertical en la parte superior del abdomen.

  2. Se extirpa la vesícula biliar.

  3. En algunos casos, pueden insertarse uno o más drenajes por la incisión para permitir que se drenen líquidos o pus.

colecistectomía por método laparoscópico:

  1. Se realizarán tres o cuatro pequeñas incisiones en el abdomen. Se introducirá dióxido de carbono en el abdomen para insuflar la cavidad abdominal con el propósito de visualizar la vesícula biliar y los órganos adyacentes con mayor facilidad.

  2. Se insertará el laparoscopio a través de una de las incisiones y los instrumentos a través de las otras incisiones para extirpar la vesícula biliar.

  3. Cuando haya finalizado el procedimiento, se quitará el laparoscopio.

tras finalizar el procedimiento, ambos métodos:

  1. Se enviará la vesícula biliar al laboratorio para su análisis.

  2. La incisión o incisiones de la piel se suturarán con puntos o grapas quirúrgicas.

  3. Se aplicará una venda o un vendaje estéril o tiritas adhesivas.

Después del procedimiento

En el hospital:

Después del procedimiento, lo trasladarán a la sala de recuperación donde permanecerá en observación. El proceso de recuperación variará en función del tipo de procedimiento realizado y del tipo de anestesia que se le administre. Una vez que la presión arterial, pulso y respiración estén estables y que usted esté alerta, lo llevarán a su habitación en el hospital. La colecistectomía laparoscópica puede realizarse de forma ambulatoria; por lo tanto, puede recibir el alta para volver a su hogar desde la sala de recuperación.

En caso de ser necesario, es posible que una enfermera le administre medicamentos contra el dolor, o puede administrárselos usted mismo mediante un dispositivo conectado a su vía intravenosa.

Es posible que se introduzca una sonda plástica delgada por la nariz y hasta el estómago para eliminar el aire que trague. Cuando los intestinos comiencen a funcionar normalmente, se le quitará la sonda. No podrá comer ni beber hasta que le quiten la sonda.

Si se realizó un procedimiento abierto, puede tener uno o más drenajes en la incisión. Los drenajes se retirarán en un día aproximadamente. Es posible que reciba el alta con el drenaje todavía en al abdomen, cubierto con una venda. Siga las indicaciones de su médico para su cuidado.

Se lo alentará a que se levante algunas horas después de un procedimiento laparoscópico o al día siguiente de un procedimiento abierto.

Según su situación, se le pueden administrar líquidos para beber unas horas después de la cirugía. Su dieta cambiará gradualmente de líquidos a alimentos más sólidos, a medida que los tolere.

Se concertará una consulta de seguimiento con su médico, generalmente dos o tres semanas después del procedimiento.

En su hogar:

Una vez que esté en su hogar, es importante que mantenga la zona de la incisión limpia y seca. El médico le dará indicaciones precisas acerca de cómo bañarse. Si se usan suturas o grapas quirúrgicas, se le retirarán durante una consulta de seguimiento. Si se usan tiritas adhesivas, deben mantenerse secas, y generalmente se desprenderán en unos días.

Es posible que sienta dolor en la incisión y en los músculos abdominales, especialmente después de estar largo rato de pie. Tome un analgésico para el dolor, de acuerdo con las recomendaciones del médico. La aspirina u otros medicamentos contra el dolor pueden aumentar las probabilidades de hemorragias. Asegúrese de tomar sólo los medicamentos que su médico le haya recomendado.

Generalmente se sugiere que camine y que haga movimientos limitados, pero deben evitarse las actividades agotadoras. El médico le indicará cuándo puede volver al trabajo y reanudar las actividades normales.

Avise al médico ante cualquiera de los siguientes cuadros:

  • fiebre y/o escalofríos

  • enrojecimiento, hinchazón, sangrado u otra secreción de la zona de la(s) incisión(es)

  • aumento del dolor en la zona de la(s) incisión(es)

  • dolor, inflamación o espasmos abdominales

  • dolor detrás del esternón

Después de una colecistectomía, es probable que su médico le brinde indicaciones adicionales o alternativas en función de su situación particular.

Los Recursos en la Red

El contenido proveído aquí tiene un propósito informativo únicamente, y no está diseñado para diagnosticar o tratar un problema de salud o una enfermedad ni reemplazar el consejo médico que usted reciba de su médico. Por favor, consulte a su médico para aclarar cualquier pregunta o preocupación que usted pueda tener acerca del trastorno que padece.

Esta página contiene enlaces a otros sitios Web con información sobre este procedimiento y condiciones de salud relacionadas. Esperamos que estos sitios le sean útiles, pero recuerde que nosotros no controlamos ni avalamos la información presentada en ellos, así como ellos tampoco avalan la información presentada en nuestro sitio.

American College of Gastroenterology (Colegio Americano de Gastroenterología)

American Gastroenterological Association (Asociación Americana de Gastroenterología)

National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases (NIDDK) (Instituto Nacional de la Diabetes y de Las Enfermedades Digestivas y del Riñón)

National Institutes of Health (NIH) (Institutos Nacionales de la Salud)

National Library of Medicine (Biblioteca Nacional de Medicina)

Society of American Gastrointestinal and Endoscopic Surgeons (Sociedad de Cirujanos Gastrointestinales y Endoscópicos)